Como cada año, volvemos en el día de hoy a Errekalde y Ametzola para unirnos en torno al recuerdo de Santi Brouard y Josu Muguruza. Dos hombres que por su entrega, por su militancia política, por la relevancia política que demostraron tener y por su calidad humana, fueron asesinados hace 33 y 28 años. Los dos destacaron por su gran carisma, por su altruismo y su dedicación en la búsqueda de dar una solución justa y democrática al conflicto político vivido por el pueblo vasco. [...]

El Estado vuelve a demostrar que no permitirá ninguna iniciativa que ponga en cuestión su relato. La Fundación Egiari Zor continuará trabajando a favor de que ni una sola vulneración de derechos quede sin reconocer. 2017-10-23 10:34:26[...]

El pasado 10 de mayo, el consejo de ministros del Gobierno de España tomó la decisión de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la ley 12/2016, invalidando en la práctica su puesta en marcha. Así, se bloqueó la pequeña oportunidad surgida de brindar reconocimiento y reparación a las víctimas de la violencia ejercida por parte del Estado entre los años 1978 y 1999.

El Gobierno Vasco presentó alegaciones a esta decisión, basándose en las tesis de que: la Ley está redactada acorde a los criterios que el derecho internacional especifica; que la seguridad jurídica que ofrecía era total; y que la puesta en marcha de este tipo de Ley es competencia exclusiva de la CAV. Pese a todo, el Tribunal Constitucional tomó la decisión el pasado 10 de Octubre de mantener en suspenso los artículos recurridos.

Con esta decisión, el Estado Español vuelve a demostrar una vez más que, prefiere valerse de toda su maquinaria jurídica para ocultar la verdad y dar continuidad al conflicto que reconocer su responsabilidad. Ni hacer, ni dejar hacer. Y en este caso, no existe, como se empeñan en señalar, invasión de competencias, ya que el objetivo único de la Ley es el reconocimiento y la reparación, y no el casatigo. Reconocer que se ha torturado; reconocer que la Policía ha practicado la violencia; que ha existido la guerra sucia, pone en entredicho el relato oficial, y saca a la luz la impunidad protegida durante años y años. Y esto es inconcebible para aquel que ni siquiera reconoce la existencia de un conflicto político en Euskal Herria, para aquel que está dispuesto a imponer su relato a la fuerza.

Desde la Fundación Egiari Zor consideramos que ha llegado la hora de ser ambiciosas. La jurisdicción internacional determina que todas las víctimas tenemos el mismo derecho a la verdad y a la reparación. Ha llegado la hora de dar una respuesta a todo aquello a lo que no han sabido responder ni la justicia ordinaria, ni proyectos de Ley mediocres. Es hora de redactar y poner en marcha una nueva Ley integral de reconocimiento y reparación que tome en cuenta todas las vulneraciones acaecidas desde el 1936 hasta el día de hoy: para ofrecer el mismo apoyo a todas las víctimas; sin plazos temporales que delimiten el reconocimiento; y sin límites para interponer solicitudes.

Egiari Zor Fundazioa